Devorak, ubuntu, linux, android, gnome y Netflix

1304870557_start-here-gnome-green¿Qué por qué ya no hablo de ubuntu?  Pues sencillamente porque ya no lo uso.  El hecho de que ubuntu se separara de Gnome no sólo fue bajo  mi punto de vista un error, sino que convirtió a gnome en otro error más.  Me explicaré más adelante.

Recuerdo los tiempos en que Linux era todo personalización, todas las opciones estaban al alcance de nuestros dedos, cambiábamos la apariencia y el comportamiento de cualquier cosa del sistema operativo. Sólo hay que acordarse de Compiz y sus infinitos parámetros y plug-ins, o de las cosas que cambiábamos editando ficheros de texto.  Ahora parece que los desarrolladores traten de convencernos de cuál es la mejor forma de trabajar, en lugar de dejarnos a nosotros elegir.  Ubuntu decepciona, no sólo porque la lenta búsqueda global es una feature que nadie pidió, sino porque ya empezó a decirnos cómo debíamos trabajar:  la barra arriba, los iconos a la izquierda, el botón de cerrar a la izquierda, los menús desplegables de las aplicaciones en la barra general de sistema, como en los Mac… así es como ubuntu pensaba que debían ser las cosas, pero ¿y nosotros?

Resulta que a mí el menú cambiante dependiendo de la ventana que tiene el foco es la feature que menos me gusta de los Mac, casi diría que se trata de una tradición heredada de los Mac de los años 80 pensada para ahorrar espacio en aquellas diminutas pantallas de tubo. Además por aquel entonces las aplicaciones se tenían casi siempre maximizadas, de ese modo se aprovechaba espacio de pantalla incluyendo el menú en la barra superior de sistema, con una preciosa manzanita a la izquierda que nos facilitaba el cambio de una aplicación a otra.  Pero hoy día no tiene tanto sentido, tenemos pantallas grandes, algunos hasta tenemos dos pantallas, así que solemos tener varias ventanas repartidas por todas partes.  El no poder ver las opciones de los menús si no tenemos el foco en la aplicación no tiene ninguna ventaja, y el ahorro de espacio es mínimo comparado con el tamaño de las pantallas.  Para esta idea me parece más coherente la solución de Chrome o Android, de incluir un botón para todos los menús, pero en la propia ventana de la aplicación, que es el lugar que le pertenece.  Pero bueno, da igual lo que pensemos, ubuntu piensa que esta es la manera, lo implanta y no deja opción a que el usuario pueda cambiarlo en las opciones del sistema. Así, a lo Microsoft con su patético ribbon.

avatar_edb79deb3524_128Así que decidí cambiarme a Elementary OS.  Aunque también tiene algunas imposiciones como una consola en la que no he conseguido cambiar el tipo de letra, parece que esto sea más bien  una consecuencia inevitable de no utilizar gnome y por tanto no utilizar ni gedit ni Nautilus ni el terminal de gnome.  Por lo demás Elementary OS nos deja elegir dónde queremos los hot corners, cómo queremos las animaciones, dónde y cómo queremos que luzca nuestro dock, etc.  Además elementary OS luce fantástica, mucho más elegante que ubuntu -con todo el tiempo que han dedicado a esto-

Por desgracia en el trabajo no puedo elegir la distribución, así que tengo que utilizar RedHat y Gnome 3. Aunque es indudable que se a avanzado mucho en mantener homogéneas las notificaciones, (una de las asignaturas pendientes de Linux desde hace años), veo cómo Gnome también nos impone cómo debemos trabajar:  el menú a la izquierda, la barra en negro, la hot corner -una solo- arriba a la izquierda, el reloj en el medio… Pues no señores, a mí me gusta la hot corner para la vista de ventanas arriba a la derecha, al lado del botón de apagado que es un botón que normalmente no utilizo,  el dock me gusta abajo porque siempre tengo más aplicaciones que las que me cabrían a la izquierda y no, no me gustan los menús tipo acordeón, lo siento, es una gilipollez muy guay pero no para mí.  La barra me gusta arriba pero me deprime un poco cuando es completamente negra, y el reloj, por supuesto, me gusta a la derecha, al lado del botón de apagado, que es donde debe de estar,  y no en el centro.

Son incontables las veces que sigo mirando arriba a la derecha en busca del reloj, y no he encontrado la forma de cambiar la posición del reloj, ni tampoco cambiar la hot corner. Después de buscar el reloj 200 veces y alcanzar con el ratón la esquina superior derecha en busca del mosaico de ventanas otras 200 llegas a la conclusión de que algo está fallando en Linux.  ¿Por qué nos intentan imponer las cosas?  ¿Por qué no nos dejan elegir como siempre ha pasado en Linux? De todos modos, nada me gustaría más que tener que tragarme mis palabras; si alguien sabe cómo cambiar la hot corner, duplicar el dock en dos pantallas o poner el reloj a la derecha que me lo diga, ¡please!

Así que  ya no hablo de Linux, lo sigo usando diariamente en todas partes, en el trabajo, en casa en tres ordenadores (eso sin contar los Android, claro), pero ya no hablo, quizá ya no estoy tan entusiasmado como antes. Ya nadie se acuerda de Compiz.

¿Y qué tiene esto que ver con Dvorak?

Bueno, la historia viene por un compañero de trabajo francés que utiliza el teclado Dvorak en el trabajo, es actualmente la primera persona que veo utilizando Dvorak. ¡Encima él lo utiliza en un teclado marcado como Qwerty! Mi empresa no es un ejemplo de integración de contraseñas, y para colmo tenemos que cambiarlas cada 90 días y no las podemos reutilizar en 9 ocasiones, vamos, que nos pasamos el día lidiando con contraseñas, tecleándolas mal porque es la de otro sistema, bloqueándolas y solicitando que nos las desbloqueen.  Una pesadilla.   Total, que este hombre es la persona que más problemas ha tenido con las contraseñas ¿probablemente en la historia de la humanidad?

Su ordenador tiene un problema de contraseñas casi permanentemente.  El último este martes: al instalar una actualización de RedHat, el teclado cambió sin previo aviso de Dvorak a Qwerty en el arranque, con lo que no pudo ingresar la contraseña para desencriptar el disco duro. Él aseguraba que había intentado la contraseña en Qwerty también, pero no funcionó. Creo que después de ver la espeluzante historia de este tipo con su teclado Dvorak es más sensato quedarse con el Qwerty, por muy ineficiente que sea. Esto viene al hilo del post que escribí no hace mucho hablando de la eficacia del teclado Dvorak.  Me corrijo: puede que sea muy eficiente para tu vecina la mecanógrafa, pero para el resto de los mortales no es más que una pesadilla añadida.

¿Y Netfix qué tiene que ver?

Nada, Netflix no tiene nada que ver.

4 Responses to “Devorak, ubuntu, linux, android, gnome y Netflix”


  1. 1 jpmirandaa 14 Mar 2016 a las 11:03

    Hola, me alegra volver a ver a la Máquina Diferencial activa.
    Me apena que no vayas a volver a tratar sobre linux ( o es solo de Ubuntu) ya que aprendí mucho de tus artículos y en muchas ocasiones me ayudaron muchísimo.
    Te sugiero Linux Mint con el escritorio Mate.
    Mate es tan personalizable como Gnome 2 con las mejoras propias de los nuevos tiempos.
    Gracias, y enhorabuena por la vuelta!!!
    Juan Pablo

    • 2 tatxem 14 Mar 2016 a las 16:56

      Pues la verdad que nunca probé Mint porque viene por defecto para usuarios de Windows, y a mí me gusta la distribución del Mac (barra arriba y dock abajo), pero bueno, si dices que se puede configurar todo habrá que probar, porque lo malo de elementary OS es que sólo se actualiza en las LTS de ubuntu. Ahora andamos en la 14.04 pero a saber cuándo estará disponible la versión basada en ubuntu 16.04, probablemente en 2017. Otra idea que me ronda la cabeza es pasarme a Arch, no sé, ando como vaca sin cencerro.

      • 3 jpmirandaa 14 Mar 2016 a las 18:10

        A Mint le pasa igual, qur se actualiza con las versiones de Ubuntu LTS.
        En principio, a mi me viene bien. Necesito una distro estable y cuando Mint empezó hace muy poco con esta política, personalmente la recibí con agrado.
        No entiendo que Mint sea “por defecto” para usuarios de Windows ¿?
        Es una disto con Linux total!!! solo que viene configurada con paquetes muy útiles y una persona neófita puede sin más empezar a usarla; pero luego puedes adaptarla a tus necesidades como a cualquier otra.
        Hay una versión basada en Debian y las que se basan en Ubuntu las tienes con escritorios KDE, Cinnamon, MATE, LXDE, por defecto. En versiónes para 32 ó 64bits.
        MATE es un fork de Gnome2 y, la verdad, es como seguir usándolo con muchas mejoras.
        No he probado compiz, no sé si se podrá instalar o si será fácil de configurar.
        Es una distro que uso a diario para administrar servidores y plataformas Moodle y de videoconferencia y, la verdad, muy contento y cómodo.
        Saludos cordiales.

      • 4 tatxem 14 Mar 2016 a las 18:25

        Sí la verdad que suena un poco raro eso de Mint es para usuarios de Windows. Me refería a que recién la instalas, la barra aparece abajo, con un botón que recuerda al menú de Inicio, reloj y notificaciones abajo a la derecha y las settings en el menú principal de incio. A mí que me gusta el estilo Mac tendría que instalar un dock, poner la barra arriba, el botón de apagado y las settings a la derecha al lado del reloj, cambiar los botones de las ventanas a la izquierda y probablemente algunas otras cosas como fuentes, ventanas, colores.. Qué pereza!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

Archivos

Wikio – Top Blogs – Linux

Introduce tu dirección de email para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevos posts en tu email.

Únete a otros 390 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: