¿Qué le falta a Linux en el escritorio?

Una de las frases que más escuchamos los que defendemos Linux como el mejor Sistema Operativo para un usuario medio, es la frase “sí, está bien, pero es que le falta…”. Los usuarios notan que a Linux le falta algo para estar a la par que sus competidores Windows y Mac. Estos son, bajo mi punto de vista, las cosas que a Linux podría faltarle a ojos de los usuarios:

Tarjetas gráficas: Si bien se puede afirmar que los numerosos dolores de cabeza que daban las tarjetas gráficas es cosa del pasado, todavía quedan flecos que faltarían, como por ejemplo problemas con el último driver de Nvidia, problemas en la configuración de 2 monitores, problemas con Compiz con algunas tarjetas…

Sonido: El sonido en Linux sigue flaqueando, ALSA, OSS, Pulse Audio, Pulse+ALSA, Jack+Alsa, sólo Jack… las combinaciones siguen siendo un lío para el usuario y sigue experimentando problemas de aplicaciones que capturan el audio no dejando sonar a otras aplicaciones, plugins o aplicaciones que no suenan, problemas con Wine o VirtualBox, sonido entrecortado… PulseAudio ha sido criticado por su consumo de CPU injustificado… Al sonido de Linux todavía le queda camino para estar a la altura de sus competidores. ¿Llegará el día en que el audio funcione en todas las aplicaciones simultáneamente y con un consumo coherente de CPU?

Metacity: Creo que a metacity le falta evolucionar un poco. Desconozco si el problema es que Metacity funciona en una capa muy externa del Sistema Operativo o si es una falta de optimización del código, pero el rendimiento de Metacity es deficiente, haciendo que en máquinas bien potentes el redimensionado o redibujado de las ventanas no sea fluido. Activando el Composite de Metacity la cosa empeora bastante. Se echa en falta fluidez y esto afecta a la experiencia de usuario.

Nautilus: A pesar de que Nautilus ha mejorado en la última versión de Gnome, todavía nos gustaría que funcionara mejor en Linux. Echamos en falta algunas opciones de configuración y mayor rapidez a la hora de abrir directorios y mostrar los thumbnails. La apariencia de este navegador también se resiente si se compara con Windows y Mac, y se echan en falta mejoras a la hora de ver las carpetas multimedia, algo así como el Expose de Mac. Los emblemas se ven feos y se agradecerían mejores formas de presentar las carpetas de Sistema, al estilo Windows.

Suspender e hibernar. A pesar de ser top 10 en todas las wish-list (listas de deseos) de todas las distribuciones, el suspender e hibernar sigue fallando y funcionando de forma irregular en Linux. A menudo el sonido no vuelve después de un suspender o directamente el ordenador no suspende si tenemos funcionando una tarjeta TDT u otro dispositivo USB. Hibernar sigue sin funcionar en un gran número de ordenadores. Su imprevisible comportamiento irrita a muchos usuarios que les gustaría que esto ya estuviera más que superado.

Flash: Firefox + Flash no funciona todo lo bien que debería en Linux, y muchos usuarios experimentan problemas de rendimiento, de sonido, cuelgues o excesivo consumo de CPU. Muchos dirán que esto es culpa de Adobe, que no tiene especial interés en Linux, como se demostró en la tan demandada versión Flash de 64 bits, pero también es cierto que Firefox, una de las killer-app de Linux, funciona mejor en Windows. La experiencia del usuario al navegar por Internet, si bien es muy buena actualmente, debería mejorar.

Apariencia. A pesar de que Linux es muy configurable, los temas que vienen por defecto en las principales distribuciones (ubuntu, Fedora, OpenSuse…) son más bien conservadores y con apariencia austera. El usuario que recién llega a Linux puede encontrar estos temas feos o simples, y a pesar de que algunas distribuciones como ubuntu están moviéndose al incluir temas más vistosos en la opción Sistema > Preferencias > Apariencia, todavía faltan avances en sus temas por defecto.

Panel de Control. La distribución en “Sistema > Preferencias” y “Sistema > Administración” es confusa para el usuario y determinadas cosas como la red aparecen tanto en Preferencias como en Sistema. La configuración de Linux aparenta desordenada y como una colección de piezas inconexas. La reunificación, agrupación y ordenación de todo esto en una especie de “Panel de Control” al estilo Mac o Windows ayudaría a los usuarios a la hora de configurar Linux.  Este panel de control ó Xconf debería de ser homogéneo en la mayoría de distribuciones Linux.

Unificación de criterios: Cada aplicación tiene un criterio diferente a la hora de mostrarse en Linux. Thunderbird no se minimiza en el systray ni minimizando ni cerrando, aMule va al systray al minimizar o Rhythmbox y Ekiga van al systray cerrando. Epiphany o Pidgin quedan permanentemente en el systray, así que es buena idea usar el propio systray para minimizarlas. Los clics en el systray son imprevisibles y dependen de la versión, distribución de Linux y aplicación: a veces se maximiza, otras veces muestra un menú, otras veces se necesita doble clic para maximizar…. Todo esto hace que haya que pensárselo dos veces antes de minimizar, cerrar o clicar en el systray de cualquier aplicación, haciendo del uso intuitivo de Linux una especie de lotería en este punto.

Aplicaciones. La comparación de aplicaciones entre Linux, Mac y Windows todavía deja en demasiada desventaja a Linux. Hay usuarios que necesitan una u otra aplicación para poder migrar sus sistemas o empresas a Linux. Se echa en falta mayor diversidad y potencia en las aplicaciones libres y también que aplicaciones propietarias estén disponibles para empresas o usuarios profesionales que requieren determinado software específico. Esto se lograría si Linux tuviera una cuota de mercado lo suficientemente grande como para que fabricantes de software vean rentable desarrollar para Linux, y también si la comunidad se mostrara un poco más tolerante hacia las aplicaciones propietarias, necesarias para poder ofrecer un abanico completo de soluciones. Si existe MS-Office para Mac, no veo inconveniente en que existiera AutoCAD, Photoshop o ContaPlus para Linux, haciendo del sistema una alternativa completa y real para un mayor número de usuarios, y en todas las situaciones posibles.

Distros, KDE, Suse, Gnome, Fluxbox, Metacity, Ubuntu, Emerald, Fedora, QT, GTK… demasiados términos. Un usuario doméstico estándar quiere tostar un CD, visitar una página, enseñar las fotos a sus amigos y, como mucho, utilizar una hoja de cálculo para hacer una gráfica, no está interesado en saber qué hay más allá. Todos estos términos no hacen más que confundir al usuario y hacerles pensar que Linux es complicado y no es para ellos. Si queremos que Linux tenga éxito para más adelante poder disponer de más aplicaciones y más compañías interesadas en Linux, debemos ofrecer un producto base, algo reconocible: Linux. Algo que sea más o menos estándar y algo que “funcione en Linux”. A partir de ahí cada usuario seguirá eligiendo otras alternativas en pro de la diversidad tan defendida en Linux, pero hay que ofrecer una puerta de entrada básica que sea común y reconocible, ya no sólo a los usuarios, sino a las compañías que intentan asomarse a Linux. Este puzzle no beneficia al desarrollo.

Colaboración. Muchos usuarios con conocimientos informáticos que se deciden a colaborar con el Software Libre encuentran demasiados impedimentos, complicaciones o estrictas reglas a la hora de colaborar con la programación de proyectos importantes, con lo que prefieren colaborar iniciando un proyecto autónomo, que si bien a veces llega a buen puerto como emesene, muchas otras veces queda en el intento o con versiones inestables descontinuadas.  Si todo el esfuerzo de la comunidad del software libre se centrara en proyectos viables, comunes y las vías de colaboración estuvieran más claras para colaboradores profanos, el desarrollo de todo el GNU se vería beneficiado.

Iconos. En un mundo lleno de efectos Glossy y en el que muchas cosas nos entran por los ojos, los iconos de Linux no están a la altura. No es mala idea que GNU se represente habitualmente con animales, y que los iconos de las aplicaciones de software libre sean zorros, lobos, mulas, pájaros o pingüinos, pero eso no significa que los iconos tengan que tener una apariencia infantil o de comic. Los iconos de Pidgin o de GIMP no representan una aplicación profesional y seria, y la colección de iconos general de Linux es deficiente y está muy por detrás de sus competidores.

Si aún con todas estas deficiencias y desventajas, muchos seguidores de Linux seguimos pensando que Linux es el mejor Sistema Operativo, no cabe otra cosa que pensar que, sin duda, será por algo.

16 Responses to “¿Qué le falta a Linux en el escritorio?”


  1. 1 ciskod 22 May 2009 a las 13:13

    Las cosas de la apariencia serían un gran paso no difícil de dar, gran entrada. un saludo

  2. 2 comadrejazombie 22 May 2009 a las 22:57

    Pff, a mí el sonido me ha dado muchísimos problemas, a veces relacionado con el Flash + Firefox también, por ejemplo, estaba escuchando música con el Rhythmbox, me pasaban un enlace al Youtube y ¡mierda!, cargaba el vídeo pero no el audio. O al revés, estaba mirando un vídeo en el Youtube, me da por poner música y nada, que no se oía… todo eso lo solucionaba matando procesos y demás guarrerías que no deberían hacerse comunes en un sistema estable y adulto como es Linux.

    A mí no me va mucho lo de suspender el equipo, aunque sí, alguna vez que lo he hecho, me ha dado problemillas.

    Un saludo.

  3. 3 Alicia Samararch 23 May 2009 a las 18:59

    Falta el motivo más importante para mí: el tipo de letra es muy poco atractivo. No es fino sino anchote.

  4. 4 Sergi 23 May 2009 a las 20:41

    Un par de cosas que añadiría:

    La posibilidad de instalar desde los fuentes mediante un programa sencillo que busque las dependencias necesarias y pro fin librarse de la tiranía de los diversos, y excesivos, formatos de paquete.

    Un escritorio mayoritario y no dos, que a la larga es como tener casi dos sistemas operativos diferentes porque los programas ni se integran bien, ni en muchos casos siquiera funcionan bien.

    Estos dos “defectos” (muchos dirán que es bueno tener una miríada de opciones, cosa que secundo, pero no para “el grueso” de ususarios, que deberíamos disponer de una gran corriente principal unificada y funcional) hacen que muchos desarrolladores privados pasen de Linux por no estár dispuestos a probar si sus programas van bien con todas la bibliotecas, toolkits, APIs de sonido, video, comunicaciones, etc, etc, y luego encima empaquetarlos en DEB (una para *buntu y otra para Debian, claro), RPM, etc.

    La diversidad de opciones y la libertad de elegir la que más le guste a cada uno está muy bien y no debe perderse, pero los dos escritorios mayoritarios deberían de una puñetera vez tomar la potencia y el diseño de KDE y la eficiencia de GNOME y crear un escritorio único, mejor, y con más programas (y mejores, que a mí se me cae el alma a los pies cuendo veo un equipo en KDE y otro en Gnome invirtiendo tiempo y esfuerzo en escribir programas ¡que hacen lo mismo!), para la mayoría de los usuarios. Que luego Fluxbox, Enlightenment, y otros escritorios minoritarios sigan como existiendo como hasta ahora, claro, pero que el que no busca algo tan específico, o sea, el usuario medio de KDE o Gnome tenga de una vez algo potente y sin grandes quebraderos de cabeza.

    Saludos

  5. 5 usr 27 May 2009 a las 0:25

    ¡Eh! ¡KDE existe!
    Más que nada lo digo por algunos puntos que no son más que carencias de GNOME. Aunque claro, a esas carencias lo llaman usabilidad.

  6. 6 Dicem 27 May 2009 a las 17:44

    Creo que tu articulo describe en forma muy realista las necesidades y problemas de quienes estamos insertos en Linux: Tu planteamiento lo comparto en un 99%, pero no cabe la nenor duda que es difícil de lograr debido a su arquitectura abierta. La unificación de criterios y estándares de diseño es una utopia si no existe un ente independiente y autorizado por los todos los generadores de Distro y paquetes, que los regule, pero si o si, sin perder la libertad de creación . Solo así, podremos ganarle terreno a Windows y Mac.
    Otro requerimiento es el respaldo gubernamental, para el software libre.
    Saludos

  7. 7 usr 27 May 2009 a las 18:58

    Un instalador universal no dependiente de repositorios ni de Internet. Que te puedas bajar un programa directamente de la página del autor e instalarlo sin problemas. Como en Mac OS, por ejemplo.

    • 8 Emilio R. 3 Jun 2009 a las 5:18

      Hola a todos.

      Concuerdo plenamente con usr. Y cada vez que he planteado ese asunto me salían con complicadísimas piruetas de comandos o con los repositorios en cd. Sumamentes enojados y hasta he sido insultado. No me voy a poner a enumerar las contras de todos estos sistemas.
      Sin importar la distrubución yo puedo hacer eso con Openoffice. ¿No pueden todos imitar a Openoffice?. O en todo caso ¿no puede cada distribución poner una página con un botón para bajarse todos los paquetes de una determinada aplicación?
      Lo que más me preocupa la inexistencia del linuxero de ciber y de la sencilles de como administran su sistema los windowseros offline.
      Linux nació en la red y no se anima a bajarse y muchísima gente offline lo necesita.
      Yo creo que este es el principal problema de Linux (una opinión mía)

      Suerte.

  8. 9 antiwinmodem 12 Jun 2009 a las 0:48

    Yo añadiría problemas de controladores como por ejemplo con los winmodem; sigue siendo una tortura hacer una simple conexión telefónica con un winmodem en GNU/Linux, hemos progresado mucho con las WiFis y aún estamos en la edad de piedra con otras cosas…

  9. 10 Armando 12 Jun 2009 a las 3:28

    Felicidades……….
    La idea planteada en el articulo es buena.
    Sería adecuado tratar de concretarla y así como se han unido grupos para los diferentes sabores linux(rompecabezas y con afan de alejar a los usuarios profanos a linux).
    Iniciar un grupo que vaya empujando a la facilidad de uso e integración de esfuerzos, lo que comentas puede ser la linea o ideario a seguir, claro está que muchas personas se van a oponer pero no esta la vida llena de dificultades y promesas, considera la idea que te planteo.
    Para que este articulo no quede como todas las cosas en una mera opinión.

  10. 11 Toronaga 16 Jun 2009 a las 13:41

    Totalmente de acuerdo, un artículo estupendo que se debería tener en cuenta.
    Muy bueno.

  11. 12 pablo 21 Jun 2009 a las 4:00

    en el tema de la apariencia creo que estas muy equivocado
    configurar colores, estilos, letras y esas cosas nunca me fue tan facil, comparado kde y gnome con windows…

    nautilus me parece un exelente explorador…ni konqueror ni dolphin ni el explorador de windows lo supera..si al articulo lo escribiste vos, no se de que planeta viniste, el pais de las maravillas jaja (MAC OS X)

  12. 13 pablo 21 Jun 2009 a las 4:01

    me olvide de decir que aparte de lo que escribi yo, el articulo esta muy bueno

  13. 14 Pablo 20 Oct 2009 a las 17:24

    El artículo debería titularse “¿Qué le falta a Gnome?” La mitad de las carencias que mencionas no existen en KDE.

  14. 15 David 2 Ago 2012 a las 19:51

    Yo estoy totalmente de acuerdo con el articulo, estoy harto de que cada vez que suspendo/hiberno el equipo, pulse el muy “simpático” no me vea la tarjeta de sonido USB Hercules console DJ Mk2 si no es haciendo un pkill pulseaudio, y no te cuento nada si estas ejecutando Jackd (al que le tienes que añadir el soporte individual de pulse para que no se maten el uno al otro)
    Todos esos problemas, deberían ser solucionados para llevar a linux al escritorio o usuario normal, lo de las interfaces no estoy tan de acuerdo simplemente les falta que se pueda poner el menú arriba como en MacosX y que se integre con todas aplicaciones ya sean GTK o QT pero de forma automática, y el panel de control de KDE reforzarlo un poco, y mirar a ver por que cuando desenchufas una tarjeta USB, y la vuelves a conectar no la ve de inmediato (otro problema tanto en GNOME como en KDE)
    Un inexador para buscar archivos o aplicaciones de forma efectiva, que todos controladores funcionen a la primera, fusionar Jackd con pulseaudio plenamente y que sea el sistema el encargado de ver cuando es necesario ejecutarlo y cuando no, y cuando sea necesario sincronizarlo con Pulse automáticamente, por ejemplo cuando se ejecuta Rosegarden o Qtractor o simplemente mirar algo así como OpenOctave Midi pero con VISOR DE PARTITURAS, vamos que Linux avanza pero le queda mucho camino por recorrer para adecuarse a todo tipo de usuarios
    Saludos


  1. 1 meneame.net Trackback en 22 May 2009 a las 16:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

Archivos

Wikio – Top Blogs – Linux

Introduce tu dirección de email para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevos posts en tu email.

Únete a otros 390 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: