Cómo controlar el spam

Actualmente, entre un 70 y un 90% de los correos electrónicos que circulan por Internet son “spam” o correo electrónico no deseado. Si no quieres que tu correo electrónico acabe lleno de spam, te proponemos unos cuantos consejos para evitarlo:

– Rompe las cadenas. Los gatitos, niños con cáncer, paisajes, mensajes de amistad, avisos de virus muy peligrosos o cualquier otra cosa, son cadenas que los spammers utilizan para recolectar direcciones de spam. Si utilizas habitualmente estas cadenas, permites que tus amigos continúen enviándote cosas y tú mismo las reenvías, pronto tu e-mail estará lleno de spam. Rompe las cadenas, no reenvíes estos mensajes y avisa a tus amigos que no te envíen más cadenas.

– Utiliza otra dirección de email para rellenar formularios. Muchas páginas nos piden que nos registremos y que introduzcamos nuestro email, requisito indispensable para el registro. Muchas webs revenden colecciones de e-mails válidos obtenidos mediante formularios. Si utilizamos una dirección diferente para rellenar en las webs, preservaremos nuestro email personal de spam. Podemos entrar en la dirección de spam para recoger el email que necesitamos para completar el registro, reservando nuestra dirección personal para difundir únicamente entre amigos y contactos.

– Utiliza el campo CCO: para reenviar correos. Si tienes que reenviar una cadena o un e-mail que no estás seguro de si es una cadena, utiliza el campo de copia oculta (CCO ó Bcc). Los emails introducidos en este campo recibirán nuestro correo, pero no recibirán la lista completa de emails. Esto sirve para que los spammers no reciban la colección de direcciones a las que nosotros estamos reenviando. Además, es una forma de que los destinatarios, que pueden no conocerse entre ellos, no tengan direcciones de otras personas sin la debida autorización. Digamos que deberíamos hacerlo habitualmente por cortesía.

– Ten activado el protector de carga de imágenes en el procesador de correo. Cuando no lo tenemos activado, el email solicita descargar las imágenes automáticamente, de ese modo la web de destino puede monitorizar qué emails están siendo abiertos. Así sabrán qué emails están activos (hay una persona detrás) y cuáles no, pasando a formar parte de más listas de spam.

– No respondas con “dar de baja” o “unsubscribe”, a pesar de que lo indiquen en el email, ya que es otro método que tienen de recolectar emails activos. Si estás seguro de que es spam, es más efectivo marcarlo como spam en tu procesador de correo.

Con estos consejos y utilizando una cuenta de correo que cuente con su propio antispam, como Gmail, se puede mantener la cuenta prácticamente libre de spam. Suerte.

0 Responses to “Cómo controlar el spam”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

Archivos

Wikio – Top Blogs – Linux

Introduce tu dirección de email para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevos posts en tu email.

Únete a otros 390 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: